martes, mayo 27, 2008

RAREZA

rareza

este atardecer
sin el canto nupcial de la palabra

someter

la propiedad al capricho pasajero
de quien dice haber dormido a la sombra
del laurel poblado de ilusiones

soportar

la audición del hechizo
y recibir la culpabilidad por ser
sólo eso
por ser

abdicar

a la libertad no es posible
es viento-lumbre-balcón

rareza

este atardecer
con imágenes nunca vistas

se pierde

el sol más allá del horizonte
confunde dorados

retornará

cuando el gallo anuncie el nuevo día

Elisabet Cincotta

derechos de autor reservados

2 comentarios:

Versos complicados dijo...

Intimidad total en este poema, en estos versos, donde cada palabra cincela la nostalgia y la melancolía.

Hermoso, en verdad y más que hermoso, de una factura impecable.

Felicidades.
Besos amiga,
Migdalia

josé dijo...

Puedo sumar modestamente a lo que ha dicho sabiamente Migdalia, que tus facetas Elisa, son increíbles, no tienen saciedad..lo pienso de verdad, gracias.