domingo, junio 08, 2008

EUTANASIA

Lo poco que quedó
desapareció sin dejar huellas.
Apenas alguna marca.

Lo poco que refleja la eutanasia
de este amor
se esfuma en la piel
casi libre de recuerdos.

Y el golpe final -certero-
connota el beso
que no fue cuando marché
rasguñada de pasado
y altanera de presentes
para vivir sin huecos,
compañeros, en mi cama.


Elisabet Cincotta
derechos reservados

2 comentarios:

Graciela María dijo...

"Eutanasia" necesaria...para seguir viviendo en juventud, los amores que la vida nos brinda...y vida, amiga, "hay una sola". Bellísimo.

Gustavo Tisocco dijo...

me gusta mucho este poema Eli, un abrazo Gus.