jueves, noviembre 13, 2008

VANIDAD

La certidumbre del vanidoso
ordena, exige,
se acerca al espejo,
se besa y aplaude
-se cree estrella-

Se observa,
se abraza.
Piensa que a todos
les interesa
su andar
-¿trasciende?-

Filosofea barato.
La individualidad única
e irrepetible.
-Por suerte-

Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

2 comentarios:

josé dijo...

Para calificar a estos personajes, bañados en falsos orgullos y vanidades que son flor de un día, hay un dicho muy criollo, "agrandados como galletón en el agua", y es el término más adecuado. Saludos, maestra amiga.

azpeitia dijo...

La prensa del corazón está lleno de esos personajes de la farándula...has estado muy acertada en tu poesía llena de verdad...un beso eres una poeta en todo el sentido de la palabra...azpeitia