viernes, marzo 06, 2009

RETROCEDER


Los relojes, el calendario
y este otoño despoblado
no evitan divagar pasados.

Cruel herida.

No restaña
la mentira: amor.
"Me equivoqué"

Denigrar creencias.
Sentir.

Este otoño sin colores
no responde la pregunta.

El por qué,
la cobardía,
el juego,

persistir a la orilla
del quiebre cotidiano
de quien no puede
retroceder los días.

Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

6 comentarios:

Carla dijo...

Muy bello tu texto...

Castillo de Lenguaje dijo...

esta dentro de nosotros, el retroceder, proque al final retrocedemos a lo que eramos antes de ser, nada, todo vamos alla (pero no sin esperanza).
Retrocedo en velocidad, retrocedo en capacidad, llego tarde pero aun observo. Somos prole imperfecta que practica la justicia del universo y su simetria perfecta, somos retazo infundado, aliento de vida. No obstante todo esta situacion del hombre tendra su fin, miles de años de prueba acabaran, para pasar a lo siguiente, lo original, Jehová.

julia del prado morales dijo...

Es importante volver atrás, para renacer, como el ave fénix, abrazos de Julia

Versos complicados dijo...

Tejiendo y destejiendo sentires, te leo siempre atenta al espejo de tus versos.


Besos,
Migdalia

Susana Rodrigues Tuegols dijo...

Elizabeth: tu obra desborda arte ñpor todos sus rincones, felicitacionessss, con mucho cariño:Susana Rodrigues Tuegols

Leo dijo...

Sin reloj ni calendario
los días siguen pasando,
el otoño de la vida llega
aunque no se sepa los años.
Los recuerdos afloran
cuando el tiempo se hace viejo
y los surcos de la frente
aconsejan recogimiento.
Perdona este atrevimiento.
Te estoy empezando a conocer por tus blogs, muy buenos por cierto.
Ya nos veremos en Radio Arinfo ¿verdad?, eres tú.
Abrazos, Leonor.