lunes, diciembre 08, 2008

PERDONA


Perdona este olvido de abrazarte.
La ruta está copiosa de nostalgia.
El tango elude la resaca
que la copa de uva ha servido.

Perdona este olvido inolvidable
de saberte en la distancia casi ausente.
El mérito del poema estuvo en ver
anocheceres perfumados con tu imagen.

Perdona, no es puro aspaviento,
el tiempo algunas huellas ha borrado
en un atardecer de añejo vino.

Extremé la orilla del silencio,
lancé el éxito contaminante.
Aquí estoy, me invade el aplauso...
perdona que olvide abrazarte.

Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

1 comentario:

Versos complicados dijo...

¡Mi Dios, qué maravilla! Me has dado en la dina del corazón.
Sin más palabras...
Un abrazo grande.
Migdalia